Cánones de belleza

Julie Rasolomanana

Cada época tiene su propio canon de belleza, esta imagen repetitiva se puede observar a través del arte y de la belleza idealizada ya sea en pintura, literatura, escultura, películas, etc. Sin embargo, en estas últimas décadas ha surgido un nuevo medio donde se puede observar el canon de belleza actual y que influye en la estética que quieren alcanzar los jóvenes: las redes sociales. Las redes sociales son un medio mucho más poderoso que la literatura o que el arte, ya que todo el mundo tiene acceso a ello y la mayoría de gente está activa en al menos una red social. Además, todo es instantáneo, se pueden compartir fotografías y vídeos en una cuestión de segundos, cada semana hay un nuevo “trend” y para llamar la atención de los usuarios de las redes la gente lleva las cosas al extremo. A partir de cinco obras veremos cual es la imagen de la belleza idealizada en la actualidad y como se repite el lenguaje y los códigos entre las personas.

Natalie Bookchin, Mass Ornament, 2009.

Como primer referente está la obra de Natalie Bookchin, Mass ornament (2009), esta instalación de video consiste en cientos de videos de baile de YouTube para crear una obra de arte que cuestiona la conexión a través de pantallas, cámaras y tecnología. Las filas de videos de Youtube de Bookchin revelan los mismos movimientos de baile que se repiten en la intimidad de nuestro hogar. Esta obra es un ejemplo perfecto del tema hablado en la introducción, las personas que salen bailando en los vídeos son mayoritariamente mujeres moviendo las caderas y las piernas al ritmo de la canción. La similitud del baile entre personas de las cuatro esquinas del globo choca al espectador y le hace reflexionar sobre el hecho de que se repitan unos ciertos pasos de baile entre personas que se encuentran en la intimidad de su hogar. Esta obra es la prueba de que las personas siguen un cierto lenguaje y unos ciertos códigos a los que están expuestos en el día a día.

Rebecca Drolen, Hair Pieces, 2011.

A continuación, está la obra de Rebecca Drolen, Hair Pieces (2011) que explora la relación caprichosa que la mayoría de las personas tienen con el vello corporal, hay una línea muy fina entre el cabello que se ve como deseable y el cabello que se ve como algo vergonzoso o repulsivo. Consideramos que un tipo de vello es muy deseable y lo arreglamos con cuidado (como las cejas, las pestañas, y el cabello) mientras tratamos a otro tipo de pelo como vergonzoso y lo cubrimos o lo quitamos. La obra de Drolen estudia la línea entre lo bello y lo grotesco en el vínculo con el cabello. En unas situaciones surrealistas, el cabello se arrastra y se derrama por de todas partes, es exagerado y grotesco. En la obra, se usa la fotografía y el autorretrato para construir narrativas que funcionan como juegos de palabras visuales y como crítica social. Se usa lo bello junto con lo repulsivo en las imágenes para contar historias de crecimiento y eliminación del vello mientras se examina la relación surrealista entre el pelo y su lugar en el cuerpo. El canon de belleza actual le da mucha importancia al vello corporal, por ejemplo, hay cientos de productos para conseguir unas pestañas largas y voluminosas y por otro lado hay miles de métodos diferentes para eliminar el pelo de las axilas. Esta artista muestra lo ridículo que llegan a ser los estándares de belleza, que hoy en día son llevados al extremo con extensiones de pestañas y cabello.

Rebecca Drolen, Factory, 2018.

La siguiente obra pertenece a la misma artista, se titula Factory (2018) la fotógrafa muestra un ambiente similar al de una fábrica en el que el pelo, las uñas y los dientes se agregan al cuerpo, en lugar de eliminarse. Las fotografías abordan con humor las acciones absurdas y desesperadas de estas figuras femeninas. “Las figuras en las imágenes están construyendo sus defensas”, explica Drolen. “Al igual que un animal afeitado sería vulnerable en la naturaleza, intento considerar con humor cómo se puede aumentar el cuerpo como un medio de protección dentro de una sociedad obsesionada con las mujeres sin pelo”. La artista dice que decidió hacer este proyecto ya que encontraba inquietante el hecho de que el vello corporal de una mujer sea visto como repulsivo, a menos que sea fetichizado. Al igual que en la obra anterior, la artista muestra los extremos ridículos al que llega la gente para encajar en el canon de belleza actual, añadiendo uñas, pestañas y pelo falso. Aunque por la calle no se vean a tantas personas con extensiones (ya sea de cabello, pestañas o uñas) en las redes sociales están muy presentes, las influencers (que muchas han ido a la escuela de maquillaje) sí que las usan y no se molestan en esconderlo, al contrario, las compañías de extensiones pagan a las influencers para que hablen y promocionen su marca. El uso de extensiones hace décadas que existe, sin embargo hoy en día se ha llevado al extremo, nunca han habido uñas y pestañas falsas tan largas antes; parece ser que es la moda de estos últimos años, a la gente le gusta llevarlo todo al extremo.

Jackie Aina, UNPOPULAR OPINIONS: Your Fave IG Fashion Brands, 2019.

Como siguiente referente está el vídeo de Jackie Aina, UNPOPULAR OPINIONS: Your Fave IG Fashion Brands (2019), en este vídeo la influencer americana, que tiene más de un millón de seguidores en Instagram y casi tres millones de suscriptores en Youtube, habla del hecho de que las marcas de ropa que venden exclusivamente online o que se han hecho conocidas por las redes sociales no muestran diversidad en las modelos contratadas. Jackie Aina aborda el tema del colorismo en las redes sociales y la falta de representación de las mujeres de color, sobre todo de piel más oscura. Por otra parte, se queja también de que las modelos tienen todas el mismo tipo de cuerpo y rasgos similares: una figura de reloj de arena, un pecho muy desarrollado, un estómago completamente plano y unas caderas enormes, cosa que es casi imposible de tener naturalmente, pelo oscuro y una tez un poco morena. Ver este tipo de modelos en las redes sociales determina un tipo de belleza idealizada, sin embargo es un tipo de estándar que es inalcanzable naturalmente. Esto está causando que el número de cirugías estéticas se dispare, no digo esto como si fuese algo malo, la gente es libre de hacerse todos los procedimientos quirúrgicos que quieran, no obstante las personas siempre buscan alternativas baratas y van a operarse a sitios no certificados, el resultado es que la gente se hace timar y el resultado de la operación no es el que se esperaba. Una gran causa de este problema son las influencers que promocionan centro no certificados donde ellas se han operado gratuitamente o pagando muy poco dinero (a cambio de hacer publicidad para la empresa).

Itziar Sánchez-Guardamino, 12 cara retratadas a través de una mirada, 2019.

Por último, tenemos el proyecto de Itziar Sánchez-Guardamino, 12 cara retratadas a través de una mirada (2019), que consiste en una serie de doce retratos imprimidos en un papel vegetal superpuestos y al lado se encuentran las doce caras escogidas para este proyecto, los retratos empiezan con pinturas del renacimiento y acaban con fotografías de hoy en día. Las personas retratadas son todas mujeres posando en el mismo ángulo, cuando se superponen los doce retratos se ve una cara que es producto de siete siglos de cánones de belleza. A primera vista, choca el parecido que se encuentra entre las doce caras escogidas y al mirar el resultado de las caras superpuestas nos damos cuenta que los cánones de belleza entre los siglos tampoco han cambiado tanto, es cierto algunos rasgos van variando (como el tamaño de las cejas) pero hay elementos que siempre están presentes: la tez pálida, la nariz fina y recta, una piel sin arrugas, pelo largo, ojos claros y grandes, labios finos, cuello largo y delgado, etc. Estas características se pueden observar claramente en el retrato de las doce caras superpuestas. Este proyecto hace reflexionar sobre si de verdad los cánones de belleza han ido cambiando a través de los siglos o si la imagen ideal de la mujer es siempre la misma con unos pocos detalles que varían entre épocas. Esta belleza ideal hoy en día es peligrosa, vivimos en un mundo globalizado y con las redes sociales, las fronteras entre países son cada vez menos existentes, la cultura se va homogeneizando poco a poco, el problema es que se toma el estándar occidental como modelo a seguir. Sin embargo, en el mundo hay mucha diversidad, las personas tienen rasgos físicos muy diferentes y que el estándar de belleza sea el que aparece en este proyecto es dañino para las personas (sobre todo jóvenes) que no tienen estos rasgos, crea una dicotomía entre como lucen y como quieren lucir.

En conclusión, el estándar de belleza efectivamente ha ido cambiado a través de las épocas, aunque siga una imagen idealizada muy euro centrista. Es verdad que poco a poco empieza a haber más diversidad y ya no hay solamente un único modelo a seguir, sino que van surgiendo varios, que se han ido difundiendo a través de las redes sociales. Por otra parte, ya sea un estándar más europeo o menos, la belleza idealizada (sobre todo en las redes sociales) es inalcanzable naturalmente, nadie tiene pestañas kilométricas, un estómago completamente plano o cero arrugas.

Bibliografía:

Natalie Bookchin, Mass Ornament, 2009. [en línea] [consultado el 26 de marzo de 2019]. Disponible en internet:
https://bookchin.net/projects/mass-ornament/

Rebecca Drolen, Hair Pieces, 2011. [en línea] [consultado el 26 de marzo de 2019]. Disponible en internet: http://rebeccadrolen.com/portfolio/project/hair-pieces/

Rebecca Drolen, Factory, 2018. [en línea] [consultado el 26 de marzo de 2019]. Disponible en internet: http://rebeccadrolen.com/portfolio/project/factory/

Pablo Rochat, Sin título, 2019. [en línea] [consultado el 1 de abril de 2019]. Disponible en internet:

Jackie Aina, UNPOPULAR OPINIONS: Your Fave IG Fashion Brands, 2019. [en línea] [consultado el 26 de marzo de 2019]. Disponible en internet:

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s