Vida analógica VS. Vida digital

Rafa Cribillés

Las redes sociales e internet hoy en día desempeñan un papel fundamental en nuestras vidas. Tanto es así que estas herramientas están tan integradas en nuestro día a día, que su uso es prácticamente inconsciente. Abrimos nuestro smartphone y clicamos a Instagram y refrescamos una y otra vez la página esperando ver algo que alimente nuestro apetito retiniano. Compartimos los datos más absurdos e insospechados con nuestros “seguidores” o nuestros “amigos” —en el caso de facebook—, anulando esa intimidad y privacidad doméstica de la que gozabamos hace apenas veinte años. Abandonamos medios analógicos como el revelado de fotografías para sustituirlos por galerías infinitas online que iCloud y Google ofrece, e incluso nos sugiere pagarles para albergar todo nuestro inventario fotográfico en sus búnkers informáticos. Renunciamos a una primera cita o a dar nuestro número de teléfono en una servilleta por un match en Tinder; e incluso relegamos nuestra interacción humana directa a cambio de una pantalla y unos emojis. ¿Pero qué precio tiene todo este supuesto avance? Es obvio que cuando se gana algo, por ende algo se pierde. ¿Qué estamos perdiendo? ¿Y lo que estamos perdiendo nos compensa en lo que estamos ganando? Parece que ganamos en visibilidad, horizontalidad en cuanto a la posibilidad warholiana de la fama, facilidad en acceder a herramientas de producción de contenido… ¿Somos conscientes de que a estas alturas nuestras vidas estan fragmentadas en dos experiencias? La vida analógica y la vida digital.


Hansel and Gretel dels arquitectes suecs Ai Weiwei i Herzog & de Meuron es una instalación inmersiva que trata los problemas de privacidad que hoy en día sufrimos con la sobreexposición en las redes sociales. La instalación está llena de sensores infrarrojos que rastrean los movimientos de los visitantes y se retransmite en vivo por internet lo que sucede dentro de la misma.

An Xiao genera una respuesta a la memorable performance de Marina Abramović The Artist Is Present (2010). El paralelismo se establece en el sentido de que Marina Abramović creó un espació en el que la exposición de su persona y de el visitante estaba sublimada por unos focos y un vestuario notorio por parte de la artista serbia; a parte de el extremo contacto visual que se mantenía. En el caso de la respuesta de An Xiao, ella viste de negro queriendo pasar casi desapercibida, llevando incluso gafas de sol. En The Artist Is Kinda Present, la única manera que tienen los visitantes de interactuar con An Xiao es mediante tweets, webcam o a través, ya que la artista se encontraba inmersa detrás de la pantalla de su teléfono móvil y ordenador portátil. Es alegoría a la deshumanización de las relaciones sociales que han dado pie las nuevas tecnologías.

El trabajo de Ptichek trata sobre como las interacciones humanas se han visto afectadas a través de los nuevos medios de comunicación que genera la mensajería instantánea y las redes sociales. Es una sátira e intervención en obras pictóricas célebres en las que añade emojis, tweets y otras formas de expresión virtuales a los personajes. De este modo evidenciando que la manera de comunicarnos entre nosotros y la manera de gestionar nuestras relaciones afectivas se ha visto condicionada por estos códigos.

Las ilustraciones de Audrey Jones tratan el tema de la vulgarización en términos de seducción y la ausencia de pudor y delicadeza que permiten a los usuarios de plataformas como Tinder. El hecho de esconderse detrás de una pantalla dota a los interlocutores de una capacidad de desinhibición que el cara a cara no daría pie.

La artista Hanecdote utiliza sus bordados para enmarcar situaciones recurrentes que pueden suceder en la pantalla de un iPhone. De esta manera acerca lo tecnológico y las situaciones cotidianas que tienen lugar en el contexto virtual, a un medio de arte tradicional. En sus obras los temas son los modelos corporales, las políticas de género y de censura y las fotos no deseadas que son difundidas y perpetuadas en las redes sociales.

La conclusión extraida es el hecho de que nuestra vida e imagen virtual se ha fundido con nuestra vida “real”, es decir la terrenal y no la digital. De esta manera se evidencia como todos los avances tecnologicos tienen una influencia en el comportamiento de los seres humanos y en sus respectivas relaciones y vínculos afectivos. Nos encontramos en una época en la que entre el siglo XX y el siglo XXI, el aceleramiento en cuanto a avances tecnologicos ha estado brutal, modificando para siempre la manera de entender las relaciones humanas. De esta manera, cada nueva herramienta que se añada en nuestros smartphones modificara y dará más opciones a nuestras relaciones humanas —eso sí— virtuales. Cada nuevo avance que se produzca en cuanto a la tecnologia, sumara en esta doble vida digital y nos privara de una interacción humana directa.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s