Doble cara

Carolina Luque

Actualmente vivimos en una sociedad en la que las redes sociales están muy presentes en el día a día de las personas, sobretodo los jóvenes. En los últimos años la red social que ha alcanzado una mayor popularidad ha sido Instagram, que cuenta con más de 800 millones de usuarios. Es  una plataforma dónde se permite colgar fotos y vídeos para que todos tus seguidores puedan verlas y comentarlas además de compartirlas.

Esto ha llevado a la creación muy variada de contenido en las redes, desde moda y belleza hasta videojuegos.  Consumimos diariamente este tipo de contenido según nuestros intereses propios, tanto que nos vemos involucrados en el mismo proceso de crear y compartir información. Sin darnos cuenta difuminamos la fina línea entre nuestra vida real y nuestra vida digital.

Un ejemplo que muestra muy bien esta idea de las expectativas y los estereotipos que se crean en las redes sociales respecto a la vida real de cada individuo es Johan Deckmann, que nos presenta estas dos obras:

Johan Deckmann, Book cover Expectations vs. Reality.
Johan Deckmann, Book cover Me on social media vs. Me.

Deckmann se dedica a crear portadas de libros con un mensaje directo a los jóvenes de la sociedad tecnológica en la que vivimos. Estas dos portadas expresan la vida que se muestra en las redes sociales en comparación con la realidad de las personas (sobre todo los jóvenes) y concretamente en Instagram. Nos hace reflexionar sobre hasta qué punto compartimos nuestras vidas reales o en qué momento dejamos de ser nosotros mismos según el contenido que compartimos.

Otro ejemplo claro es el cortometraje de Kerith Lemon “A Social Life”, que muestra la otra cara de los usuarios de Instagram. La protagonista comparte en sus redes sociales la vida que quiere que los demás vean, una vida feliz, sana, divertida,…. en definitiva, una vida que a la mayoría les gustaría tener y, de alguna forma, está claro que lo muestra para sentirse  bien consigo misma y ser aceptada por la sociedad. Me hace pensar sobre los límites de lo que es real y lo que no, es decir, hasta qué punto un usuario de cualquier red social deja de ser él mismo para comportarse o aparentar lo que cree o ve que quieren los demás, de esta manera pierde la personalidad que le caracteriza y diferencia de los demás para convertirse en uno más que parte de todos los estereotipos o roles en las redes.

Kerith Lemon “A Social Life”, short film.

Y este otro cortometraje de Shaun Higton titulado “What’s on your mind?”.
Que muestra cómo realmente nos pueden afectar a nivel psicológico las redes sociales (en este caso pone el ejemplo de Facebook) y la distorsión de nuestra propia realidad para aparentar un estilo de vida que busca aquello ideal, de nuevo para ser aceptado por la sociedad digital.

Shaun Higton “What’s on your mind?”, short film.

Al final la mayoría de usuarios acabamos en un mundo paralelo del cual es muy difícil salir, ya que nos vemos envueltos por todos los estímulos que nos rodean. Todo nuestro alrededor sigue la corriente con nosotros y se hace muy difícil salir del bucle, ya que las actitudes de los demás usuarios nos hacen querer mostrar más nuestras vidas y la perfección ficitícia de ellas. El capítulo “Caída en picado “(3×01) de la serie Black Mirror trata muy bien esta concepción de la doble vida, los estereotipos y el querer aparentar.

Trailer Black Mirror “Caída en picado”.

El siguiente referente está muy relacionado con el anterior, ya que habla sobre los contactos o amigos en redes sociales, esas personas que realmente no conoces, sólo sabes de ellos lo que te cuentan sus perfiles de instagram o cualquier otra plataforma del estilo.

Hablamos de Domenic Bahmann, con su obra conceptual en miniatura “Friends. Contains: Social Contacts”

Domenic Bahmann, “Friends. Contains: Social Contacts”.

Por último encontramos la obra de Annegien Schillin “Faking a Smile” tambien conocida en instagram como @fetching_tigerss. Es una joven de Nueva Zelanda que crea mundos fantásticos gracias al fotomontaje. Annegien Schilling tiene una cuenta en Instagram, donde comparte todos sus trabajos. La temática en común en sus diseños es de fantasía, pero también tiene otras muchas fotografías que expresan crítica hacia los roles que se crean en las redes sociales, así como esta fotografía, que habla sobre la identidad en las redes y la doble cara de las personas delante y detrás de las pantallas. Aquí vuelven a aparecer los aspectos negativos que conlleva, así como los prejuicios y la no aceptación, que provocan serios perjuicios psicológicos como son la depresión, el bajo autoestima, la obsesión y preocupación física,…etc.

Annegien Schillin “Faking a Smile”.
Instagram: @fetching_tigerss.

Todos estos artistas reflejan en sus obras la doble vida de las personas. Lo que cuentan en redes sociales versus lo que realmente sucede. Por culpa de los estereotipos creados surgen unos roles que, al parecer, si no los sigues no eres aceptado en este tipo de plataformas digitales. Parece que lo normal es mostrar el bonito día que has tenido hoy, lo divertido que es ir a correr cada mañana, lo sano que comes cada día, lo fantástico que es tu trabajo o lo que estudias, que te diviertes con tus amigos y sales de fiesta,…etc 

¿Qué pasaría si empezásemos a mostrar más la realidad de nuestras vidas? Rompámos con la dualidad y dejemos que los demás sean ellos mismos, empecémos a mostrar la realidad de nuestro día a día y quitarnos las máscaras. 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s