SERES CAMALEÓNICOS

Alba Castelló

Según nuestra sagrada Wikipedia…

«Una red social es una estructura social compuesta por un conjunto de usuarios (tales como individuos u organizaciones) que están relacionados de acuerdo a algún criterio (relación profesional, amistad, parentesco, etc.)»

o como afirma Barry Wellman…

«Redes de lazos interpersonales que proporcionan sociabilidad, apoyo, información, un sentimiento de pertenencia y una identidad social».

Las redes sociales son ya una extensión indisociable a nosotros, una dimensión omnipresente donde el espacio físico se desdibuja para dar cabida a una extensión simbólica de la realidad que no requiere de nuestra presencia para estar presentes.

Una forma de estar continuamente informados y conectados a la globalidad que el mundo actual exige, necesitando movimiento y cambio frenético. Ofrecedoras de múltiples posibilidades que pueden llegar a cubrir casi cualquier fantasía o anhelo. Un fenómeno social que ha modificado tanto las relaciones sociales como la forma de concebirnos a nosotros mismos, permitiéndonos modificar nuestra propia identidad y apariencia, controlando y decidiendo el qué y el cómo presentamos o dejamos de presentar de nosotros al mundo virtual.

Una producción artística que personifica la idea de como a través de las redes podemos modificarnos a nosotros mismos, es Laís Pontes, con su obra Virtual masks, donde ofrece una serie de autorretratos fictícios y modificados digítalmente, donde sobre cada uno de los rostros aparece un código QR.

El código QR permite al espectador acceder al perfil irreal de cada uno de los personajes, de manera que conecta la obra al espacio donde ésta coge sentido, Facebook.

Amalia Ulman es otra artista que se uso a sí misma para poner en crisis la idea de Identidad dentro de las redes. En este caso la artista realizó una acción performática que duró meses, basada en hacer creer a sus seguidores que su estilo de vida era parecido al idealizado y estereotipado de la chica it girl.

Ulman no confesó la verdad hasta mediados de 2014, nombrando a la serie de publicaciones, Excellences and perfections. Donde no solo pone en cuestión la plataforma que utiliza como espacio de producción, Instagram, sino también como la misma realidad cotidiana puede convertirse en una ficción que a ojos del público se mantiene como real. Amalia Ulman nos confirma el “aparente” poder de control que tenemos sobre nosotros mismos dentro de las redes, en las cuales proyectamos una imagen intencionada de nosotros.

Por otra parte la cantidad de inputs que podemos llegar a recibir en un solo minuto delante de una pantalla, son más de los que nuestro cerebro es realmente capaz de procesar. Internet es el lugar ideal para el capitalismo informacional, donde poder difundir, publicitar y movilizar de forma perpetúa contenido específico para cada usuario, ofreciendo un escaparate imaginario ideal, lleno de posibilidades y opciones.

Priority infield, es un buen ejemplo de este ritmo acelerado al que estamos sometidos, escenografías presentadas en 2014 por la Casa Encendida de los artistas Lizzie Fitch y Ryan Trecartin. Cuatro películas en las que aparentemente reina el caos y la inestabilidad, reflejando a la perfección el exceso insostenible de información que recibimos mientras se cuestiona a simultáneamente la relevancia de su contenido.

aparentemente reina el caos y la inestabilidad, personificando a la perfección el exceso insostenible de información que recibimos, cuestionando también la relevancia de su contenido.

Marco Melgrati es un ilustrador conceptual italiano que representa desde su poética de carácter crítico y satírico nuestra relación con el mundo. De entre todo el abanico de ilustraciones producidas, hay muchas de ellas que señalan la relación de dependencia casi esclavizante que podemos llegar a desarrollar con las redes sociales, y de como el feedback de los seguidores y la necesidad de exposición, pueden llegar a estar íntimamente ligado con la propia autoestima.

Otro artista que también retrata de forma irónica a nuestra sociedad, es el norteamericano John Holcroft.

Polemiza el hecho de que nuestra relación con las redes haya pasado a ser parte de nuestro status, la transcendencia que se le puede llegar a dar a la opinión de los ojos ajenos. Unos ojos que a veces ni siquiera conocemos.

Una colectividad de carácter social y hasta afectiva pero que lleva intrínseca el aislamiento y la inactividad física a la que su práctica somete, ya que la naturaleza del ser humano no es ser sedentario.

Bibliografía

Igarza, R. (2010). Nuevas formas de consumo sultural: Por qué las redes sociales están ganando la batalla de las audiencias. Comunicación, media y consumo. São paulo. en línea n.20 pp. 59-90 URL: http://revistacmc.espm.br/index.php/revistacmc/article/view/205

https://www.yorokobu.es/marco-melgrati/

http://www.johnholcroft.com/?project=uncommissioned-editorial-work

https://www.lacasaencendida.es/exposiciones/lizzie-fitchryan-trecartin-priority-innfield-5182

http://www.laispontes.com/virtual-mask/


https://edition.cnn.com/style/article/amalia-ulman-instagram-excellences-perfections/index.html


http://www.good2b.es/event-post/lizzie-fitch-ryan-trecartin-priority-innfield/




Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s