AUTOPRODUCCIÓN Funcional y social

G.2  Annai Bejarano

En la sociedad actual compramos todo hecho, empaquetado y listo.

La consecuencia son el consumo masivo que causan las exportaciones, cuando no sabemos de dónde viene, ni en qué condiciones se ha hecho y la calidad de producción se empeora. Solo benefician a las grandes corporaciones y compañías, que compiten y por lo general, las empresas más pequeñas, no logran sobrevivir en el mercado.

Al final, cuales son las características por las que valoramos el producto?

Sostenibilidad?

Uso flexible?

Material de buena calidad?

Bajos costes?

En cuyo caso, deberíamos vivir por el desarrollo sostenible? o por qué no, autoproducir en la medida en que cada uno pueda.

La solución no solo es actuar en la medida que podamos, si no también apoyar a las producciones locales y activamente buscar trucos, donde tu mismo puedes gestionar tus necesidades. Es importante que valoremos la responsabilidad de cada uno. Todos deberíamos ser más independientes, sin consumir tanto, pero la necesidad y el deseo de comprar productos y servicios, nos supera. Este enfoque práctico no sólo te da herramientas para vivir económicamente, sino que también te obliga a tomar responsabilidad en un mundo donde la conciencia ambiental es una preocupación muy grave.

En este texto voy a presentar diseñadores, exposiciones, artistas, colectivos y trucos que apoyan la autoproducción o que, activamente desarrollan este posicionamiento.   

Un diseño educativo es un concepto que se desarrolló durante los años 70, se basa en la idea del movimiento de “Arts and Craft” y que también viene de opiniones políticas como el comunismo. Nomadic furniture y Autoprogrettazione son dos libros o instrucciones que han sido muy importantes para el tipo de diseño que valora la autoproducción.

Nomadic Furniture es un libro de instrucciones que Victor Papanek y James Hennessey crearon en la década de los 70. Este libro permite a las personas crear sus propios muebles a un bajo coste. En su visión del diseño del hogar, todo es liviano, se pliega, se infla, derriba, apila o es desechable. Ofrecen instrucciones simples para hacer camas, sillas, sofás, taburetes y mesas, utilizando materiales económicos y reciclados. Sus ideas abren canales para la creatividad, así como para ahorrar dinero y planear la idea de propio hogar. La visión que representan estos libros son el enfoque del diseño democrático, el open-source movement y, básicamente, educar para transmitir el conocimiento.

Enzo Mari es un diseñador y artista industrial italiano. El “manual autoprogrettazione” fue creado en 1974 como guía de diseño para una colección de muebles que podían ensamblarse utilizando los materiales más básicos. La idea original consiste en una serie de instrucciones “hágalo usted mismo” sobre cómo construir las distintas piezas de los electrodomésticos. “Barato, de alta calidad y duradero, obligando a la gente a hacer más trabajo”. Con Autoprogettazione, traducida como “autodiseño”, “autodidacta” o “auto-proyectos”, Mari buscó dar a las personas, muebles de calidad elaborado por un diseñador, pero hechos por la propia mano del consumidor tan solo con un martillo, clavos y pedazos de madera.

Curro Claret (Barcelona, 1968) estudió diseño industrial en la Escuela Superior de Diseño Elisava y en Central Saint Martins de Londres. Su trabajo se distingue por ser el  inicio de una reflexión constante sobre el papel del diseñador en la sociedad y la inclusión del usuario en los procesos de creación. Al mismo tiempo, su diseño se puede considerar social en tanto que a menudo es una herramienta para generar procesos de inclusión, colaboración y co-diseño con colectivos de personas en situación de fragilidad.

Uno de sus diseños es La pieza, un proyecto de Curro Claret, la segunda parte de Taburete 300. Con este detalle no solo puedes reciclar piezas, sino también dejar un espacio muy importante para el usuario, donde el mismo puede producir su propios muebles con ayuda del diseño funcional.

La organización es la base en el cambio de conocimientos. Cada persona tiene una responsabilidad y también algo que ofrecer. Una forma podría ser organizarse entre vecinos o por qué no, unirse voluntariamente a un organizacion.

Por ejemplo; Can Vies – Centre Social Autogestionat Can Vies  y Can Batlló – Espai veïnal i autogestionat y Arquitectura colaborativa y autogestión Lacol, son colectivos que trabajan por la transformación social, como una herramienta para intervenir el entorno próximo de manera crítica.

Can Batlló ha creado espacios para la comunidad. El taller de infraestructuras, la carpintería, la imprenta colectiva, el centro de documentación, el espacio familiar, el espacio de artes, el espacio de entrenamiento de artes escénicas y circo.

Podría ser tan simple como organizar workshops de tus propios conocimientos y compartirlo con otras personas. Can Batlló tiene, por ejemplo, un taller de cocina donde puedes ir a aprender a cocinar. También organizan un taller de costura, donde alguien voluntariamente se presenta con el afán de compartir su conocimientos.  

Estos tipos de colectivos son plataformas que se basan en la organización de hacer pequeños cambios que hacen grandes diferencias y mejora, así como facilita y beneficia a la comunidad.

El apoyo a la auto-producción puede darse en el hecho de tomar pequeñas decisiones activamente, como donde comprar tus alimentos, tu ropa, joyería etc. Ser consciente sobre lo que realmente necesitas, hacer y crear lo que puedas.

La producción local es una parte muy importante de la comunidad. Una alternativa podría ser una producción agraria (agricultura ecológica, agroecología, etc) que diera lugar a productos agroalimentarios de calidad y de bajo impacto ambiental, que al mismo tiempo que dignifica a campesinos y campesinas, potencia las empresas agrarias del territorio.

El producto local y la artesanía van juntos, en el sentido de que es un autoproducción muy honesta y se remite a un territorio y a una forma concreta de hacer las cosas y de vivir de ese modo. Apoyando esta visión, reforzamos un modelo productivo de proximidad y respetuoso con el entorno, que valora la tradición, los recursos locales y el impacto sostenible de producción.

Apoyar la artesanía artística actual, que se inspira en la tradición, aportando innovación y modernidad con nuevos diseños, nuevos formatos y nuevos usos, sin perder sus raíces y su identidad.

En la ciudad de Barcelona hay muchas alternativas de pequeñas tiendas donde encontrarás piezas únicas creadas por diseñadores y artesanos locales. Apoyan a los colectivos creativos de la ciudad y muestran al público el talento local. Esta distinción tiene como objetivo dar más visibilidad a los comercios colaborativos y sostenibles a nivel medioambiental y social.

La cooperativa integral catalana se fundó en abril de 2018 en Barcelona. En la actualidad se está trabajando en  alrededor de un centenar de proyectos relacionados con la salud, la formación, la bioconstrucción y la artesanía entre otros ámbitos de la economía sostenible y solidaria. Es una herramienta para crear una base de la auto-gestión, la auto-organización y la democracia directa, lo que ayudaría a superar el estado real de dependencia de las estructuras del sistema, hacia un escenario de libertad plena, libre de autoridad, y en la que todos puedan florecer en igualdad de condiciones y oportunidades. Un proyecto está ubicado en el Espacio El Poblet, que finalmente se ha puesto en marcha con productos orgánicos y cooperativas para mantener la salud y la calidad de vida, con precios muy asequibles. Se puede encontrar un surtido importante de productos de la huerta, como arroz, aceite de oliva, zumos naturales, refrescos sin azúcar, pan, vinos, y otros productos artesanales de origen orgánico y hechos por cooperativas de alrededores.

Por lo tanto nos encontramos con un comercio justo, sin pesticidas, sin explotación y con un alto componente saludable para nuestro cuerpo. En este mismo espacio, han previstos actividades de yoga, Pilates y danza.

Cooperativa Integral Catalana

Estas herramientas y espacios creados son claves para seguir una vida auto-productiva. Estos espacios son plataformas de comunicación para la gente que quiere organizarse. Con los problemas actuales relacionados con cambio climático, es razón suficiente para empezar a tomar decisiones, sobre cómo se podría vivir para cambiar tanto las maneras de hacer, como de ver el mundo. Reconducir el sistema actual del mercado y acabar con la insostenible producción en masa. Es hora de replantearse las verdaderas necesidades y empezar a consumir lo justo y necesario.

Bibliografía:

  • Core 77. FURNITURE DESIGN. “Nomadic Furniture:” DIY Designs from the 1970s. The designs and principles from the groundbreaking book are still relevant. By Rain Noe – November 9, 2015
  • El periódico. Curro Claret: “El diseño no es solo cosa de ricos” Luis Miguel Marco. Martes, 24/05/2016 | Actualizado el 25/05/2016 a las 17:42 CEST.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s